Unidades de Negocio

Calidad de Aire Interior

Calidad de Aire Interior, que no resulta ser nada nuevo y se refiere en términos generales a las condiciones mínimas con las que debe contar un espacio cerrado para asegurar una buena calidad de vida de sus ocupantes. El hecho de que la transmisión del virus se puede dar al aspirar diminutas gotas contaminadas provenientes de una persona contagiada que, al hablar, respirar, toser o estornudar las arroja al ambiente, nos hace volcar nuestra atención y preocupación en torno a la calidad del aire que respiramos en nuestros hogares, lugares de trabajo, centros médicos, etc.

¿Cómo convertir los sistemas HVAC en aliados contra el COVID-19?

Puede ser mucho lo que se recomiende en este sentido, sin embargo hay unos puntos básicos a garantizar para el óptimo funcionamiento de estos sistemas:

Mantenimiento, limpieza y desinfección:

Realizar rutinas de mantenimiento al menos cada dos meses en las que se incluya la desinfección de los evaporadores. Asegúrese de hacerlo con una empresa o personal certificado y especializado.

Limpieza y desinfección de ductos:

En equipos centrales que requieren ductos para la distribución del aire, es clave realizar una limpieza y desinfección especializada del interior de los mismos. La suciedad acumulada es un foco potencial para el crecimiento de agentes patógenos.

 

Antes

Después

Filtración adecuada:

Contar con una filtración certificada y con mantenimiento frecuente, ayuda a retener partículas que se depositan en los ductos y serpentines generando focos de crecimiento de virus y bacterias.

 

 

Sistemas activos de purificación:

Sistemas emisores de luz ultravioleta UVC o de ionización, brindan a los sistema HVAC la capacidad de eliminar los virus, bacterias y hongos presentes en el aire. La selección e instalación del mejor sistema depende de cada diseño y necesidad, por lo que se recomienda el asesoramiento con una empresa especialista.

 

IRC (Ionización Radiante Catalítica)

El IRC se basa en los principios activos del poder de la luz sobre los metales catalizadores nobles, que reaccionan con el agua y la humedad ambiental. Esta reacción genera especies activas de purificación de aire sanitario, ecológico y natural, a base de oxigeno e hidrogeno, y capaz de destruir potentes contaminantes quimicos microbiologicos y gaseosos que representan un riesgo para la salud humana.

 

Beneficios

Sistemas libres de mantenimiento

Asegura control efectivo de COVID-19

Reduce síntomas de alergias

Evita enfermedades

Reducción de consumo de energía

Mayor vida útil de los equipos